¿Necesitas bautizar tu proyecto?

Nombres para empresas. Los secretos del naming

Comparte:

¿Qué es el naming o nombre de empresa?

Después de realizar el plan de negocio, el naming o nombre comercial de un proyecto, es una de las decisiones más importantes que debe tomar un emprendedor, ya sea para montar una gran compañía o para darse de alta como autónomo. Si buscas nombres para tu empresa éste es tu artículo, los secretos del naming.

Las claves de un buen nombre de empresa (naming)

La diferenciación: El naming de nuestra empresa debe ser único y tener la personalidad suficiente para crear marca. Algunas empresas apuestan por nombres comerciales que invitan a la confusión, ya que se parecen, intencionadamente, a los nombres de otras empresas competidoras o en su defecto, a empresas de prestigio a las que se quieren asociar. Nosotros siempre recomendamos apostar por nombres originales. Como ejemplo se podría poner a la marca de ropa Bimba y Lola, que responde al nombre de los perros de las dos fundadoras y que está claramente diferenciada de otras enseñas del sector.

La intención: Una de las cosas “más bonitas” que puede tener un nombre de empresa, es tener un motivo, una historia detrás que contar. Puede tratarse de la razón por la que surgió el negocio, el nombre de una persona, una forma cariñosa que tenían de llamarnos o incluso un hobby de los creadores del negocio. Por ejemplo el nombre de yahoo viene de uno de los personajes de los viajes de Gulliver.

Sencillo: Lo difícil es hacerlo fácil. El naming perfecto es el que tiene como resultante un nombre de empresa simple. Una de las principales finalidades del nombre es poder identificar, reconocer y recordar una marca para poder recomendarla o volverla a comprar. Los nombres cortos y fáciles de pronunciar son claros ejemplos de marcas simples que tendrán más probabilidades de éxito. Iberia sería el claro ejemplo de una marca sencilla, fácil de recordar.

Cómo te suena: Muchas veces nos limitamos a escribir los nombres, y ver qué nos parece sobre un papel. Las marcas, no sólo se difunden digitalmente o a través de medios escritos, la facilidad para pronunciar una marca, la armonía sonora y la comprensión de la misma son aspectos fundamentales que muchas veces pasan desapercibidos y que a la postre, cuestan muchos miles de euros a las empresas, principalmente, en sobrecostes en comunicación. Acciona es un claro ejemplo de empresa con un nombre comercial que suena muy bien.

Los pasos para crear un buen naming

Estudiar la competencia: Es importante tener un conocimiento profundo de las empresas que ya existen en el mercado, en especial las empresas líderes  que son las que marcan la pauta dentro del sector donde tenemos pensado aterrizar. Esto nos dará información de los códigos que se manejan en nuestro mercado. En función de la estrategia de la empresa, se debería apostar por un nombre de empresa conservador que no rompa con los competidores, o bien elegir una opción de naming fresco y disruptivo. Nosotros aconsejamos la segunda opción, aunque en ambos casos se pueden conseguir marcas diferenciadoras.

Elegir un tipo de nombre de empresa: Los hay descriptivos como por ejemplo Carlos Ramirez abogado, descriptivo mixto como bollycao (bollo + cacao), abstracto como yomvi, vendedor cuando nos habla de la ventaja principal como por ejemplo fast good, evocador cuando con una base de una nombre conocido se construye algo nuevo, como bankimia.

Lista de valores: Fundamental es crear una lista de entre 10 y 20 valores y/o elementos descriptivos que tengan relación con el sector, la realidad de la empresa y la filosofía. Por ejemplo: low cost, económico, rápido, personalizado, móvil, natural, tradición, tecnología, verde, energía, sociable.

Brain storming: En esta fase, la idea es completar la lista con elementos que están “out the box”. Aquí vale lo primero que se nos pase por la cabeza. El objetivo es no limitar el futuro nombre de la empresa a lo establecido. Muchos namings brillantes han salido de ideas que parecían absurdas.

Agitar y mezclar: Se trata de probar combinaciones de conceptos anteriormente pensados. Es una tarea muy mecánica que si se hace bien da resultados casi siempre. El objetivo es quedarse con entre 3 y 5 nombres comerciales viables.

La purga: Hay que comprobar que los nombres pre-selccionados pasan las limitaciones de los registros de marca y dominios, así como que no tienen connotaciones negativas que puedan afectar a algún colectivo establecido en nuestro ámbito de actuación.

La decisión final: Hay que ponerlo todo en valor y, depende del tipo de negocio y nuestra estrategia de negocio, ponderar cada una de las claves que hacen que un naming se convierta en un nombre de empresa ganador. Como resumen, el nombre de nuestra futura empresa debería ser coherente con nuestros valores, debe sonar bien, debe ser fácil de recordar y tener una intención comunicativa. Un buen nombre ahorra en comunicación.

Nombres de empresa creados por factoryfy

En factoryfy ya son muchos años creando nombres que buscan siempre la diferenciación y la personalidad. Algunos ejemplo de namings con sus respectivos logotipos:

Acuenta: Nombre de empresa creado para una asesoría fiscal, laboral y contable con sede en Madrid, que tenía una estrategia low cost, con un modelo de negocio digital, y unos planes de expansión para conquistar todo el territorio nacional. Partiendo de la palabra “cuenta”, mires por donde lo mires, todo lo que hacían tenía que ver con los números y las cuentas. Añadiendo la “A” al principio de la marca conseguíamos darle personalidad a la empresa, a la vez que asociábamos la marca a un término muy positivo, de hecho, el slogan estaba hecho:La asesoría que sale a cuenta.

Onplan: En un sector que se había puesto de moda (centros de electroestimulación), por tanto había que idear un naming de primer nivel. Es este caso, el cliente nos pidió en el briefing que el nombre de empresa debía ser corto, en inglés por eso de la novedad, pero que fuese fácilmente pronunciable por el público de habla hispana. “On” respondía al hecho de que se trabajaba con aparatología eléctrica, además de las connotaciones positivas a nivel de energía que tiene “on”. “Plan” era una palabra perfecta, en inglés y español significaba lo mismo, no hay nada mejor que tener un plan para mejorar tu forma física, y por el tipo de negocio las sesiones se hacían de forma personalizada por entrenadores personales.

El casador: Dentro de un mercado inmobiliario saturado parecía difícil desarrollar un naming realmente nuevo. Teniendo en cuenta que el enfoque de negocio iba por el concepto de personal shopper, y que los inmubles que se vendían eran casas, en Factoryfy creamos una nombre de empresa rompedor pero que a la vez apoyaba la estrategia de la empresa. El casador. No hay que explicar mucho, se trataba de unir los conceptos de “cazador” y “casa”.

Odoor: Esta academia de inglés afincada en Málaga, ya tenía un nombre comercial, opportunities door. El nombre era muy largo y difícil de escribir. Pero el cliente no quería romper del todo con lo anterior y con el trabajo que ya se había hecho. La solución fue abreviar el nombre de empresa, creando así un naming de 5 letras, y 5 letras es igual a logo potente.

Optitrain: Este es el nombre que está detrás de una empresa que realiza planes de entrenamiento personalizados para deportistas que quieren mejorar sus marcas. “Opti”por abreviación de optimizar y “train” que significa entrenamiento en inglés, conformaban una marca muy descriptiva y que, como añadido, sonaba muy bien.

Y no olvidemos que después del naming viene el logotipo. Recomendamos este articulo para conocer las claves para conseguir diseñar un buen logotipo:

http://www.factoryfy.com/comprar-un-logotipo-online-barato-puede-salir-caro-o-no/

diseno-naming-acuenta
diseno-logo-naming-onplan
diseno-logo-naming-inmobiliario
diseno-logo-naming-academia-idiomas
diseno-logo-naming-deporte
Precio tienda onlineComprar blog barato