Tu tienda, ni más ni menos

Entérate del precio de una tienda online

Comparte:

Son muchas las personas que se meten en GOOGLE y realizan una búsqueda con la frase “precio tienda online” como parámetro, esperando obtener una respuesta rápida, para valorar si pueden seguir adelante con su proyecto o no. En este post te daremos las claves para saber analizar todas las opciones y, de este modo, entender los presupuestos que te darán los diferentes proveedores. Prestaremos especial atención a los factores que mayor influencia tienen en el coste total. Lo primero que tendrías que hacer es tener muy bien definido el proyecto y el alcance de la tienda online para, inmediatamente después, buscar y analizar las diferentes empresas del sector. La elección del CMS o gestor de contenido será clave, así como la necesidad o no de realizar desarrollos a medida que impliquen muchas horas de programación. Si queremos que nuestra tienda triunfe no podemos olvidar aspectos clave como el enfoque, el diseño, la comunicación o la experiencia de usuario. Las fotografías y el Marketing online son otras partidas vitales, que se suelen olvidar, cuando estamos valorando nuestro proyecto ecommerce. Terminaremos este post analizando las tiendas de precio bajo o demasiado baratas, las tiendas online de precio alto o demasiado caras y lo que llamamos tiendas online premium low cost. 1ª Clave: Define el proyecto Lo primero es estudiar bien tu mercado, competencia y sector, teniendo muy claro el producto o servicio que vas a ofrecer. Es recomendable analizar negocios tradicionales, y “bucear” mucho por internet en busca de competidores o proyectos similares al tuyo. A partir de aquí, el siguiente paso sería hacer un pequeño esquema, con cómo sería la tienda web que necesitas para vender tus productos o servicios. Muchos emprendedores suelen omitir este paso, lo que a la postre supone pagar un sobreprecio por el proyecto web.

Si no tienes claro lo que vas a vender ¿cómo sabes la tienda online que necesitas?

2ª Clave: Analiza los posibles proveedores Ya tienes la idea y el esquema de tu futuro proyecto ecommerce , ahora toca evaluar las diferentes propuestas. Saber cuál será la empresa que digitalizará tu tienda para que sea un éxito en internet es un proceso que causa gran incertidumbre a las personas sin experiencia en negocios online. Estamos seguros que estarás cansado de escuchar que el precio depende mucho de las necesidades que tengas. Es decir, necesitas dar muchas explicaciones para que las agencias de diseño y programación puedan darte un presupuesto. Nosotros recomendamos poner el acento en las funcionalidades y en el negocio, mucho más que en los aspectos técnicos propiamente dichos.

No te pierdas en temas de programación, ponte en la piel de tu cliente final para idear la tienda perfecta.

3ª Clave: El CMS o gestor de contenido Una tienda puede ser muy bonita, tener fotos de producto espectaculares, pero sin un buen CMS detrás será imposible gestionarla. El gestor de contenido es una de las variables principales que marcará el precio de una tienda online. Una opción que NO recomendamos es desarrollar un CMS desde cero. El precio se dispararía, el desarrollo del proyecto se extendería muchísimo en el tiempo y estaríamos atados de por vida al proveedor tecnológico. Son proyectos que suelen acabar mal y que sólo podrían tener sentido para empresas con un tráfico altísimo y que facturen más de 1 millón de euros al año en ventas a través de internet. En el mercado hay multitud de CMS. En Factoryfy trabajamos y recomendamos 3: WordPress: Es el CMS más usado del mundo, el que mejor posiciona por SEO, el que tiene el universo de plugins más desarrollado, es fácil de programar y personalizar, y podemos conseguir diseños espectaculares sin que se nos vaya de presupuesto. No recomendamos WordPress para webs con mucho tráfico y para tiendas de más de 250 productos. WooComerce es el pluging que recomendamos para gestionar la tienda. Prestashop: Con un diseño modular, y fácil de usar, Prestashop es un CMS que ha ganado mucha popularidad, de forma paulatina desde su creación, en 2008. Empieza a llegar a su límite cuando superamos ampliamente los 1.000 productos. Está pensado y diseñado desde sus inicios para crear tiendas, por lo que en algunos casos puede ser poco flexible. Es relativamente fácil de programar. Magento: No tiene limites en cuanto a productos, es muy robusto y fiable, pero es realmente caro de programar. Los plugings y addons son bastante caros en comparación con WordPress. Si vas a tener muchas referencias de producto y mucho tráfico, éste es tu CMS, pero debes estar preparado para rascarte el bolsillo.

El tráfico y el número de productos de tu tienda online determinará el CMS, lo que afectará notablemente al precio.

4ªClave: Tiendas estándar vs desarrollos a medida. Hemos tocado anteriormente este tema, comentando las desventajas que supondría desarrollar un CMS desde cero. En este apartado queremos incidir en que los WordPress, Magento, Prestashop y otros CMS que existen en el mercado, ya traen la mayoría de las funcionalidades básicas que debe tener una tienda online. Entre ellas destacamos:  La gestión de stock de productos, política de precios, configuración e integración de envíos, pasarela de pagos con integración de TPV, PayPal y transferencias, áreas de usuario, recuperación de contraseñas, notificaciones automáticas, clasificación por categorías y atributos, productos personalizables, productos agrupados, multi-idioma,  etc… Si nos ceñimos a una plantilla, y nos conformamos con las características estándar de la tienda, nos ahorraremos mucho dinero en desarrollo informático. En la mayoría de los casos, sin embargo, el emprendedor requiere de ajustes a medida que tienen que ver con el diseño, la experiencias de usuario o el desarrollo de funciones especiales, que afectan a aspectos generales o específicos de la tienda online. En función a la dificultad de implementar estos cambios en el proyecto estándar, el precio que nos de el proveedor ecommerce será asequible, o bien nos hará replantarnos si es mejor dejar estas mejoras para más adelante, una vez tengamos validado el modelo de negocio.

El desarrollo informático a medida suele ser el mayor componente del gasto en una tienda online.

5ªClave: El enfoque, la comunicación, el diseño y  la experiencia de usuario Uno de los errores más comunes a la hora de iniciar un negocio que se basa, principalmente, en una tienda online, es pensar que el producto se venderá por sí mismo, por lo que si la tienda funciona medianamente bien, lo tendré casi todo hecho. Hoy en día, el nivel de saturación de empresas en internet está alcanzando cotas que nos exigen cuidar cada área, para poder aspirar a que nuestro proyecto alcance el éxito. Por tanto, el precio de una tienda online tendría que recoger en el presupuesto, una partida importante para los siguientes aspectos: El enfoque: Una tienda online no deja de ser un negocio en sí mismo. Por tanto, los emprendedores deberían contar con la ayuda de consultores de negocio, con experiencia en internet para garantizar que la idea se materializa correctamente en coherencia con los códigos y características especiales de la red. No es lo mismo vender cinturones, vestidos de boda o muebles. Los cinturones son artículos donde no hay problemas de talla y los costes de envío son asumibles por parte de la empresa. Los vestidos de boda requieren normalmente, de múltiples arreglos, por lo que el modelo online sería complicado de implementar. Los muebles, en cambio, tendrían unos costes de envío y transporte que requiere que el negocio esté muy bien orientado. En conclusión, contar con expertos en el negocio online sería clave. La comunicación: Para conectar con nuestro público objetivo, no es suficiente con poner una serie de productos y esperar a que se vendan. Es necesario tener una estrategia de comunicación que nos de personalidad, para diferenciarnos así, de otras propuestas de negocio similares a la nuestra. Cuando un usuario de internet entra en una página web, decide en menos de 3 segundo si se queda o se va. Por tanto será necesario que contemos con creativos que desarrollen eslóganes y mensajes publicitarios que capten la atención del usuario, generen el deseo de comprar los productos que vendemos en nuestra página y proyecten confianza. El diseño gráfico: El aspecto visual y el estilo gráfico de una web o tienda online se ha convertido en uno de los detalles más importantes para generar confianza en un proyecto. La lógica que usan muchos clientes es: si la web está mal hecha, significa que los dueños de la tienda no han invertido en el proyecto y. si esto es así, puede que el sitio no sea de fiar. El departamento de diseño gráfico será el encargado de diseñar las secciones, los iconos corporativos, elegir las fuentes, desarrollar las pantallas, dar estilos, todo ello creando una imagen corporativa potente y reconocible. La experiencia de usuario: Este es uno de los aspectos que las start ups, o empresas de base tecnológica, más cuidan en su afán por maximizar la conversión de ventas en sus plataformas ecommerce. La navegación debe ser intuitiva, el usuario debe encontrar, fácilmente, lo que está buscando. La correcta jerarquía de la información y destacar las secciones clave es fundamental. El manejo de los espacios y la inclusión de llamadas a la acción claras y atractivas son aspectos clave para incrementar las ventas. En el desarrollo de tiendas es crítico tener en cuenta los convencionalismos. Es decir, el usuario medio de internet ya está acostumbrado a unos estándares que se repiten en la mayoría de las tiendas. Si cambiamos esta lógica, en pos de la originalidad, podemos generar desconfianza o dificultar el proceso de compra. Un ejemplo claro sería el carrito de compra: si lo ponemos en cualquier sitio diferente a la esquina superior derecha, podríamos dificultar su búsqueda.  6ª Clave: Las fotografías Aunque en un primer momento es una partida presupuestaria que muchos emprendedores noveles no tienen en cuenta, tener buenas fotografías de producto es una de las claves para que una tienda tenga éxito. En muchas ocasiones la tienda online compite contra la tienda física en la venta de un artículo determinado, por lo que la fotografía es el aspecto que más tenemos que cuidar, para compensar la desventaja que supone no poder “tocar” el producto. La receta que proponemos es fácil: elegir a un buen fotógrafo. Para ello será fundamental que podamos ver trabajos anteriores de los posibles candidatos. Como regla general aconsejamos que las fotos se hagan sobre fondo blanco, con los productos en la misma posición y con un tamaño similar. Hay que intentar evitar sombras, brillos y elementos que puedan distraer la atención. El producto debe ser el protagonista. Normalmente, el proveedor de la tienda web no suele dar este tipo de servicio, por lo que el precio final de la tienda online se incrementaría con la sesión fotográfica. Hay excepciones por las cuales nos podríamos ahorrar la inversión en esta partida. Un caso sería que el fabricante nos aportase fotos de calidad, siendo el otro que vendiéramos un producto intangible, que pudiésemos representar con fotos de stock o con un dibujo. 7ª Clave: Marketing online  En nuestro afán por saber cuánto vale el desarrollo de una tienda web, podríamos cometer el error de no tener en cuenta una partida fundamental: el marketing online. Gastárselo todo en programación puede ser el principio del fin de nuestra aventura online. Cuando iniciamos un negocio, por mucho plan de negocio que hayamos hecho, no sabemos como va a reaccionar nuestro cliente objetivo. Productos que creíamos que iban a ser estrella dejan de tener sentido, y funcionalidades que creíamos que aportaban mucho valor no son apreciadas por los usuarios. Siempre hay que realizar modificaciones y virar nuestro modelo de negocio. Por eso es mejor invertir mucho en Marketing, para así “meter” mucho tráfico de clientes potenciales en nuestra web para ver cómo se comportan y conocer, de este modo, cuáles son las claves de nuestro negocio. Una vez testado, y sabiendo el potencial de facturación que podemos tener, entonces sí puede tener sentido ir más allá con el desarrollo informático. En cuanto a los medios en los que invertir, depende mucho del tipo de producto, cliente, sector y realidad del proyecto en cuestión. AdWords es ,sin duda, el rey del marketing online pero no es recomendable para todas las empresas. Como ejemplo podemos citar una tienda online de una nueva marca de relojes. Como tenemos que construir marca para que el cliente desee comprar nuestro producto, será mucho más efectivo invertir en influencers, en este caso bloggers de moda, para que a través de la asociación de nuestro producto a una figura de prestigio dentro de un grupo de clientes potenciales, nuestros relojes sean objeto de deseo. Dentro de AdWords tenemos también las campañas de display, que sirve para generar imagen de marca, y el Remarketing, que nos ayuda a retomar la relación con los clientes potenciales que ya han entrado en nuestra web. Las redes sociales, el content Marketing y el Marketing de influencers serían las otras posibilidades que tendríamos para promocionar nuestros productos y servicios.   8ª Clave: Tiendas online de precio bajo Vivimos en un mundo donde la oferta es amplísima en cualquier sector. De hecho, es importante que descifremos quiénes son los proveedores fiables. El comercio online disfruta de tasas de crecimiento altísimas, por lo que no es de extrañar que muchas empresas y profesionales poco cualificados oferten productos de baja calidad a precios muy bajos. Una tienda online a cambio de 300 euros o, incluso, 150 euros no es creíble. Son muchas las áreas que hay que dominar: el diseño, la comunicación, los métodos de pago, la adaptación a los diferentes dispositivos, los gastos de envío , la ficha de productos, la subida de referencias, la configuración de atributos, cuentas de usuario, notificaciones, la formación para gestionarla, la garantía y mucho más. 9ª Clave: Tienda online de precio alto En el otro extremo tenemos empresas que meten un margen altísimo al precio de una tienda online. El modus operandi suele ser la creación de un presupuesto enorme, con un lenguaje que nadie entiende, como si se tratase de vender al peso un proyecto intangible, que en muchos casos es difícil de justificar. La estrategia es ganarse la confianza del cliente, situándose el proveedor como el “salvador” que ilumina al cliente, en un proceso que el propio interesado ha creado. No es extraño ver precios de tiendas online sencillas por valor de 8.000 euros, una autentica barbaridad. Nuestra recomendación es clara: comparar presupuestos de tiendas online para tener las características por escrito, hablar mucho con diferentes profesionales para aprender cuales son las claves que determinan el precio, poner el acento en lo que debe hacer la web y no en cómo está hecho, poner ejemplos de web y tiendas online que son referencia para nuestro negocio, preguntar a clientes antiguos para ver la fiabilidad del proveedor y por último rezar para que no nos equivoquemos. Estas empresas suelen operar de manera tradicional, así que no hay que dejarse engañar por una cara amiga. 10ª clave: El precio de una tienda online premium low cost ¡? Nos gusta este concepto, desarrollar una tienda de mucha calidad, con un servicio al cliente de primer nivel y a un precio muy ajustado, esto es el premium low cost para nosotros. El producto perfecto para un cliente cada vez más exigente. En nuestra web se puede comprar una tienda online desde 1.589 euros IVA incluido. Es el precio de nuestra súper mini tienda para un desarrollo en WordPress de primerísimo nivel. Diseño web realizado por diseñadores top, programación perfecta para que todo funcione como un reloj, integración con redes sociales, ayuda en la estrategia de comunicación, instalación de servicios de chat, desarrollo de un blog, carga de la primera tanda de productos, formación para gestionar la tienda online de manera sencilla, garantía, subida al servidor, configuración de pagos, política de transporte…, proyecto llave en mano. También hacemos tiendas online en prestashop y magento, pero son un poco más caras.

Prueba tu negocio primero con una tienda online de primer nivel a un precio muy ajustado. Gástate el dinero en Marketing digital para meter tráfico en tu página y conoce,así, a tu cliente y si empiezas a vender muchos productos, bendito problema, ya habrá tiempo de mejorar la programación y escalar el proyecto.

Logotipo, isotipo, imagotiponombres-para-empresas-secretos-naming