El método correcto para la creación de marcas

14 consejos para el buen diseño de logotipos en 2018 (que serán válidos en 2019 y años siguientes)

Comparte:

El diseño de logotipos es una labor artesanal, que empieza desde cero y tiene sus normas no escritas. Como producto, tiene que convencer al cliente. Como diseño creativo, ha de atraer a un público. De ahí la complejidad de su creación.

El mundo cambia y, con él, la percepción que tiene la gente sobre imágenes, colores, formas… de ahí que el diseño de logos se vaya actualizando constantemente para dar propuestas potentes a los clientes y su target.

En factoryfy queremos facilitar un poco la labor del diseñador gráfico. Por este motivo, hemos hecho una lista con los 14 mejores consejos que podemos dar sobre el diseño de logotipos en 2018 y 2019.

Let’s go!

Cómo optimizar el diseño de logotipos en 2018 y 2019

1) Pide un briefing antes de empezar con el logo


No hay nada peor que empezar con mal pie el desarrollo de una marca. Solo tienes una oportunidad para causar una primera impresión.

Sin un briefing elaborado no tenemos la información necesaria para comenzar el proceso de diseño de un logotipo, arriesgándonos a que el cliente se sienta profundamente defraudado cuando les remitimos las primeras propuestas. Algunas preguntas son indispensables:

¿Nombre comercial?, ¿concepto de negocio?, ¿cliente objetivo?, ¿colores preferidos? o ¿aplicaciones de la marca? Un buen consejo sería diseñar un briefing-cuestionario. Así no tendrás que escribir las mismas preguntas una y otra vez.

Si te encuentras con un cliente al que le cuesta escribir, llámalo si hace falta y apunta en tu libreta lo indispensable para iniciar el proceso creativo. Si además le envías después un mail con un resumen de la conversación, ¡ya te lo has ganado! ;)

En factoryfy, si compras el diseño de un logotipo recibes en tu correo un formulario con las preguntas que consideramos básicas para comenzar a diseñar una marca. Por supuesto, esto sería lo mínimo que necesitaríamos. Cuanta más información, ¡mucho mejor!redactar un briefing es muy importante para un diseñador gráfico

2) Papel y lápiz para tu marca


Por mucho y muy rápido que avance la tecnología, todo buen diseñador que se precie debería tener siempre a mano una hoja en blanco y un lápiz bien afilado. “Bocetar”, como se conoce técnicamente el término en el sector, fomenta la creatividad mucho más que si usamos directamente la tableta gráfica en el ordenador. El dibujo manual conecta mejor el movimiento de la mano con las partes del cerebro encargadas del proceso creativo.

Esta filosofía de trabajo nos permite tener una idea clara de qué vamos a diseñar y cómo funcionarán los distintos elementos morfológicamente, acortando los tiempos de desarrollo.

¡Cuando abres Illustrator ya sabes lo que vas a hacer!

En factoryfy somos muy digitales, pero no verás una mesa sin libreta.

que ofrecen este tipo de contenido de forma gratuita.Anotar todo cuando antes de diseñar un logotipo

3) Logos inspirados, pero jamás copiados


Pinterest, Tumbrl, Behance, Designspiration, etc. Hay miles de páginas donde un diseñador debe entrar habitualmente, no solo para inspirarse sino para descubrir nuevas tendencias en el sector, qué fórmulas se están utilizando para aplicarlas, así como su uso por parte de grandes marcas.

Te recomendamos que crees tu propio feed de diseñadores favoritos o temáticas. Nunca dejes de mirar.

Pero ojo con perder la noción del tiempo navegando entre páginas de logos. Para hacer branding hay que pasar a la acción. No te contagies de la parálisis por análisis. Márcate un tiempo máximo para buscar referencias y preparar un moodboard de inspiración que te servirá de base para afrontar este nuevo proyecto.

Esto no quiere decir, ni mucho menos, que copies. Primero por ética profesional, pero ante todo para no tener problemas con el posterior registro de la marca; tu cliente no te lo perdonaría. Muchas veces, analizando los logotipos de un mercado en concreto podemos crear una marca muy diferenciada pero que no se salga de los códigos del sector.

Puedes seguir un estilo, puedes dejarte llevar por una influencia, pero siempre debes apostar por la originalidad y la personalidad.

Internet es toda una fuente de inspiración para diseñadores gráficos

4) Un buen diseñador domina los colores


Los colores tienen significados, sugieren cosas, transmiten emociones y lo más importante tienen una función crítica en la difícil tarea de hacer la marca memorable.

En este aspecto, es fácil identificar cómo las marcas más reconocibles generan asociaciones claras con su color corporativo que, además, le ayuda a diferenciarse de la competencia dentro de su sector.

Por ejemplo, si hablamos de entidades bancarias y nombramos al “Banco Santander”, la asociación con el rojo es casi instantánea. Sin embargo, si lo hacemos con “BBVA” la asociación sería con el color azul.

Muchas veces, el color es tan identificativo como la tipografía o el logo en sí mismo.

Muchas veces, el color es tan identificativo como la tipografía o el logo en sí mismo.

También es importante conocer dónde se aplicará la marca (web, impresión de papelería, rollups, etc.) para elegir colores fácilmente reproducibles en todos los formatos.

Para ello, puedes escoger un color Pantone, aunque siempre teniendo en cuenta que no es una codificación estándar, tal y como ya explicamos en un artículo de nuestro blog explicando los colores Pantone.

El color es uno de los pilares del diseño gráfico

5) Logos en blanco y negro, siempre


Por definición, un buen logo debe funcionar bien en blanco y negro. Si no es así, hay que replantearse el diseño. De hecho, en el manual de identidad corporativa siempre se debe contemplar la versión en blanco y negro, independientemente de que los colores corporativos de la marca en cuestión sean otros.

Usar blanco y negro en la creación de una marca, podría ser una estrategia interesante para unificar las propuestas, ya que el color podría distorsionar la percepción del cliente y tomar una decisión equivocada.

Si hacemos un símil con la moda, si diseñamos en blanco y negro podríamos el acento en el corte y el patrón, que determina la base de la prenda, para más adelante entrar en colores, estampados, etc. que le otorgarán la personalidad final.

Un consejo factoryfy es que el negro no sea totalmente puro (#000000), sino utilizarlo con un porcentaje del 90% aproximadamente para bajar el contraste.
En blanco y negro se pueden apreciar varios matices que en color no, además de aportar una potencia extra

6) Espejito, espejito, ¿soy el mejor logo del reino?


El modo espejo de tu programa de diseño es tremendamente útil. Además de para invertir fotos a placer, puede desvelar “secretos ocultos” de tu diseño.

Antes de presentar una propuesta de logotipo deberías darle la vuelta, literalmente, tanto de forma horizontal como vertical. Así podrás identificar problemas con el kerning y el tracking, así como errores al dibujar los vectores o al crear una simetría.

El modo espejo, la forma más útil para "darle la vuelta" a las ideas

7) Logos con historia pero no historiados


Es un gran acierto crear una historia, un significado alrededor de la marca. El de Nike, por ejemplo, se basa en la representación en los barcos de guerra de la diosa griega Νίκη (Niké), que representaba la victoria (la próxima vez que echen Troya por la tele, fíjate en el espolón de proa de los barcos). Que una marca de ropa deportiva tenga como logo el “símbolo de la victoria” es de lo más acertado, ¿no te parece?

Un concepto (la victoria) expuesto en un logo.

Un concepto (la victoria) expuesto en un logo.

Un logo con una historia que contar es genial, pero un logo que lo cuente todo es un auténtico error. Solemos decir que una marca de un veterinario no tiene porque ladrar o tener cola. En el mundo del branding menos es más. Hay que intentar decir lo máximo con lo mínimo.

Lo ideal es construir una marca que sea la base de toda la comunicación de la empresa. Debe ser potente, creativa, legible y aplicable.Crear una historia es importante, que sea buena es otra historia

8) Usar programas profesionales de diseño


Estamos cansados de decirlo: Photoshop no es el programa que se debe usar para diseñar un logotipo. De hecho, si un diseñador entrega la marca en .psd quiere decir que seguramente has elegido mal.

Existen en el mercado buena cantidad de programas pensados para trabajar con vectores de una forma más eficaz que Photoshop o softwares similares. Illustrator, CorelDraw, Affinity Designe… Son muchas las opciones a la hora de diseñar, pero siempre teniendo en cuenta que el resultado sea vectorial.

Nosotros nos quedamos con Illustrator.

La diferencia entre un vector (derecha) y un mapa de bits (izquierda) reside en la propia calidad de la imagen y su resolución. " width="602" height="430" /> La diferencia entre un vector (izquierda) y un mapa de bits (derecha) reside en la propia calidad de la imagen y su resolución.

La diferencia entre un vector (derecha) y un mapa de bits (izquierda) reside en la propia calidad de la imagen y su resolución.

¿Trabajas como freelance y no te salen las cuentas para pagarle a Adobe lo que cuesta una licencia? Hay buenas alternativas gratis que pueden servir, siempre que diseñes a niveles relativamente básicos. Uno de los mejores programas gratuitos para diseñadores es Inkscape, que además cuenta con una robusta base de usuarios y tutoriales, además de permitirte pasar tus archivos creados a formato .ai, lo que nos puede sacar de más de un apuro.

Programa de diseñadores

9) Deja que tu logo crezca


Si hablamos de logos, sí, el tamaño importa. Un logo tiene que ser escalable para lo cual debes generar el archivo vectorial. De lo contrario, el logo se pixelaría a medida que se escalase su superficie, como pasa con las fotografías

También tenemos que tener en cuenta el tamaño mínimo de aplicación para por ejemplo, serigrafiar la marca en un bolígrafo, utilizarla como favicon en una web, etc.

La forma más efectiva de hacer que ese diseño de logo se quede perfecto es imprimirlo en diferentes tamaños en un mismo folio, para evaluar el tamaño mínimo al que se puede aplicar la marca completa e incluir este dato en el manual de marca. ¡Tu cliente te lo agradecerá!

Tamaño-móvil

10) Típografía, cuál será la mía


El mundo de la tipografía requeriría un artículo (¡o un libro!) aparte. Para resumir mucho, tu cliente te pedirá que le diseñes una a medida y tú, normalmente, le dirás que es una mala idea en cuestión de tiempo y costes.
Existen muchas tipografías que puedes elegir por tipo de negocio e imagen de marca que quiera dar tu cliente, por lo que si no sabes dónde elegir Google puede solucionarte la vida. Con poner “mejores tipografías gratis” en el buscador, seguro que encontrarás decenas de artículos que te pondrán ejemplos interesantes. Eso sí, no olvides lo de “gratis” si quieres optimizar costes.
La tipografía para diseñar un logo es súper importante

11)  Dilata y contrae: ¿qué une a Stranger Things y Hacendado?


La mayoría de tipografías, sobre todo las buenas y gratuitas, se habrán usado ya en decenas de logos de todo el mundo.
Por este motivo, hay que trabajarlas para hacerlas únicas. La más sencilla de ellas es que en un logo con parte tipográfica alteres el tracking (espacio entre letras).
Te estarás preguntando el porqué del nombre de este consejo. Se da la curiosidad de que Hacendado, la marca blanca de Mercadona, y Stranger Things, la serie de Netflix, usan la misma tipografía base, la ITC Benguiat. ¿Cómo te quedas?

Parecidos más que razonables.

Parecidos más que razonables.

Esto nos sirve para ilustrar dos cosas: 1) que las grandes marcan también pasan de diseñar sus propias tipografías y 2) que se puede tener un estilo diferente con la misma tipografía.
Un buen logo online ha de ser funcional en varios formatos

12. Que tu logo sea como un imán


¿Un logo tiene que atraer? Sí, pero la cosa no va por ahí. Cuando entregas una propuesta de logo, lo normal es que esté diseñado con su versión positiva y negativa.

¿Positivo = negro sobre blanco?
¿Negativo = blanco sobre negro?

Si tu cliente es Adidas, sí. En caso contrario, es posible que tengas que darle unas cuantas vueltas a la creación del formato negativo del logo.

Puede ser que al pasar el diseño a la versión negativa no represente bien lo que quieres decir con él. Por eso mismo, deberías optar a otro tipo de colores para esa versión, más oscuros, más claro o con el color del logo original de fondo… cuestión de probar.

Siempre positivo, siempre negativo

13. Si no buscas, no encuentras


La gestión de la creatividad es un proceso complejo. Aunque la inspiración puede aparecer mientras sacas al perro por la noche, normalmente se encuentra trabajando.

En la mayoría de los casos hay que sentarse delante de un folio o una pantalla en blanco e ir probando cosas hasta lograr conceptos que conectan con la estrategia del cliente. Es una cuestión de probar y probar hasta que todo encaja.

Eso sí, un diseñador gráfico experimentado sabe cuándo debe tomarse un respiro y parar unos minutos. Al ser un proceso muy intenso y que requiere del uso de diferentes capacidades a la vez, puede pasar que tengamos la sensación de estar bloqueados. En estos caso recomendamos empezar con otro proyecto y volver a la carga al día siguiente, si puede ser por la mañana.

La inspiración hay que encontrarla

14. Contextualiza el logo antes de enviarlo al cliente


Un logotipo está pensado para ser usado en múltiples formatos y aplicaciones: página web, tarjeta de visitas, diseño de flyers, camisetas, rotulación de vehículos, carteles y un largo etcétera de aplicaciones.

Por eso, te recomendamos que presentes tus propuestas de logotipo aplicados en elementos que generen gran sensación de realismo. Técnicamente llamamos a estos recursos mockups.

Ten en cuenta que el 99% de las ocasiones el cliente no es un profesional del branding, por lo que ver un concepto de marca aplicado en un entorno real, aunque sea simulado, aporta un valor incalculable a la hora de generar un feedback más eficaz.

Hay sitios como graphicburger.com que aportan mucho valor ofreciendo mockups de calidad gratis.

Si tu diseño gusta, tu mockup enamorará

El checkout de una tienda online es fundamental para vender más online