De la carpeta de spam al éxito

Cómo hacer un buen newsletter paso a paso

Comparte:

El newsletter es una de las herramientas de marketing más importantes para cualquier empresa.

Su simplicidad, efectividad y el retorno de la inversión que presenta son solo algunas de las ventajas que presenta. Por eso mismo, queremos enseñarte en esta entrada cómo hacer un buen newsletter paso a paso.

Muchos de los clientes recurrentes de Factoryfy nos comentan que los newsletters que mandan a sus contactos no funcionan.

Algunos, incluso, los acaban descartando como opción de marketing. ¡Error! Es una parte fundamental de cualquier estrategia de negocio, ya que nos permite afianzar la relación con nuestros contactos.

Claves para hacer un buen newsletter paso a paso

¿Qué es un newsletter?


El newsletter o boletín de noticias es un email periódico que difunde las novedades que tiene nuestra marca.

Estas pueden ser ofertas y promociones, cupones, entradas nuevas de nuestro blog… Aunque puedes enviar un millón de cosas en el contenido de un newsletter, todas tienen algo en común: el usuario te ha dado su mail para enviarlo.

O lo que es lo mismo, el usuario está interesado en tu marca. Por eso mismo, no podemos olvidar esta estrategia de marketing digital tan potente.

¿Qué es un newsletter que funciona?


Como cualquier herramienta de marketing, un buen newsletter es aquel que cumple el objetivo propuesto. Por eso mismo, tienes que entender que un buen newsletter es generalmente una herramienta de Inbound Marketing, es decir, que busca dar contenido interesante al usuario.

La línea a seguir para crear un buen newsletter es basarse en tres pilares:

  • Difundir nuestro contenido: Es importante que tu cliente sepa que estás ahí, que sigues presente como marca.
  • Realizar conversiones: Tener una buena base de clientes y ampliar información sobre ellos es siempre una de las claves para hacer un newsletter que funciona.
  • Fidelizar a los usuarios: Si actualizamos nuestro blog cada poco o damos ofertas irresistibles, un buen newsletter nos servirá para que los usuarios estén siempre pendientes de nuestros mails.

En resumen, las claves del éxito para un newsletter que funciona es que esté pensado para difundir, convertir y/o fidelizar a los usuarios. Pero ojo, ¡no lo mezcles todo!

¿Qué ventajas tiene un buen newsletter?


El newsletter es un canal permisivo. Es decir, tiene que dar su autorización para recibirla. Esto puede ser mediante un formulario, un “acepto recibir noticias y promociones”, etc. Por supuesto, tiene que dar la opción de dar de baja a la suscripción.

Una de las claves de esta herramienta de Inbound Marketing es que da valor añadido al suscriptor. Se da por hecho que le interesa lo que le vamos a dar, así que le damos algo interesante a un usuario afín.

Con un buen newsletter nos estamos asegurando de crear una relación duradera con nuestro público. Público que, al recibir un producto personalizado, será más factible que lo consuma.

Las claves para hacer un newsletter que funciona


Si hay muchos tipos de zapatos, cada cual con un número, un color y para una actividad… ¿por qué no puede haber un newsletter por usuario? O al menos por cada grupo de ellos.

Una de las claves del éxito de los grandes de la moda por Internet es ofrecer productos personalizados con sus newsletter.

¿Ejemplos? Privalia, Amazon, Zalando… Seguro que tienes en tu bandeja de entrada un montón de correos de este tipo de empresas ofreciendo, “casualmente”, cosas relacionadas con lo que hayas comprado. ¿Son adivinos? En absoluto, tienen un registro de qué has comprado, qué edad tienes y el tipo de productos que has mirado.

El newsletter es una de las formas más eficaces de marketing digital.

El newsletter es una de las formas más eficaces de marketing digital.

Esa es una buena estrategia de newsletter. Una mala sería si, por ejemplo, Amazon te mandara un correo con su oferta de lavadoras si has estado mirando discos de vinilo.

Cómo medir los resultados de nuestro newsletter

Los resultados de un newsletter no deberían medirse por conversiones (o ventas). Las claves para medir los resultados de nuestro newsletter son dos parámentros muy relacionados entre sí:

  • Tasa de aperura u open rate: Los usuarios que abren nuestro mail.
  • Click-to-open rate o (CTOR): Esta métrica evalúa la gente que ha hecho clic dentro del mail, en un enlace o CTA (un botón, por ejemplo).

El CTOR es una métrica muy interesante, ya que permite conocer el interés del usuario por nuestro boletín. ¿Ha conseguido los resultados esperados? Pues sigamos por esa línea. ¿No lo ha hecho? A probar con otra cosa.

Los pasos que debes conocer para hacer un buen newsletter


Ya hemos visto algunos aspectos básicos y teóricos sobre los newsletters y sus ventajas para el Inbound Marketing. Ahora toca ponernos manos a la obra y crear nuestro contenido.

1. Tener una lista de suscriptores solvente

Has de tener una buena lista de suscriptores. Además de completa  y actualizada, debe estar segmentada para tener resultados óptimos. Llegarás mejor a la audiencia correcta. 

¿Por qué segmentar las listas?

Imagínate que eres un gran retailer de ropa deportiva. Si no segmentas la audiencia, enviarás correos con novedades en equipamiento de montaña tanto para los interesados en raquetas de pádel como en los forofos de la escalada.

Lo lógico sería enviar esas novedades a quienes busquen artículos y contenido sobre montaña y mandar ofertas de raquetas de pádel a su público objetivo. La clave de esto está en segmentar, lanzar y optimizar.

Elimina a quien no interactúe con tus newsletter

Como conoces tu open rate, puedes evaluar quién abre tus correos y quién no. Si alguien no abre tus correos y los manda directamente a la papelera, ¿para qué seguir enviándole mails? 

Esto, además de afectar negativamente a tus mediciones, hace que ese usuario se “aburra” de tu contenido y perjudique a su visión sobre tu marca.

Eso sí, antes de eliminarle, mándale un correo de reactivación. Ya sabes, el típico “No te olvides de nosotros”. Así conseguirás 1) que se reenganche a la cadena de usuarios activos o 2) una confirmación de que “pasa” de tus correos.

Cómo segmentar a tus suscriptores

Primero has de considerar en base a qué te interesa segmentar. ¿Edad? ¿Cargo? ¿Tamaño de empresa? ¿Sexo?

Segmentar un newsletter es siempre una garantía.

Seleccionar y segmentar el público es esencial.

Las dos mejores formas vienen siendo el mismo proceso pero a la inversa, es decir:

  • Convertir a tus suscriptores en leads. Meter un formulario dentro del newsletter.
  • Que la suscripción tenga un formulario. Bajará tu ratio de conversiones, pero tendrás usuarios de más calidad.

La diferencia real entre segmentar es como predicar entre una multitud que no te escucha o entre una audiencia selecta que sí lo hace. Tú decides.

2. Un asunto irresistible

Lo primero que tenemos que conseguir es que nuestro usuario abra el mail. Si lo envía directamente a la papelera, habrá sido en vano. Por eso mismo, tiene que conocer de qué va el correo mucho antes de abrirlo.

Ni que decir tiene que el asunto del correo es una de las variables más determinantes para el open rate.

El arte del clickbait (pesca de clicks) es complicado, pero merece la pena debanarse un poco los sesos para hacer un asunto irresistible. Hay unas cuantas cosas a tener en cuenta para hacer un buen asunto:

  1. Hazlo breve: Cuantos menos caracteres, mejor. No sabes si tu usuario va a recibir la notificación desde su móvil, su ordenador o su videoconsola. Con un asunto breve podrá evaluar si el contenido es interesante de una forma rápida, y no se perderá el mensaje.
  2. Personaliza: Un buen asunto busca ofrecer lo mejor a cada usuario. Si te diriges directamente al interesado (por su nombre, por ejemplo) se te puede disparar el open rate. Merece la pena probarlo.
  3. ¿Tienes ya algo que funciona? Perdúralo en el tiempo. Si acostumbras al suscriptor a una sintaxis de asunto, la leerá más fácilmente.

Normalmente, en Factoryfy recomendamos 3 tipos de asunto en los newsletter, dependiendo de qué tipo sean:

Tipo 1: “Los 10 mejores consejos para…” Poner de asunto nuestro mejor artículo, si se trata de un newsletter informativo de nuestro blog.

Tipo 2: “15% de descuento en…” Si vas a hacer una promoción, pon lo interesante al principio. No te vayas por las ramas.

Tipo 3: “Nuevas camisas primavera-verano…” Ve al grano con lo que ofreces. Aquí es, más importante que nunca, segmentar nuestro público.

3. Un remitente de confianza

El nombre del remitente, no podría ser de otra forma, también fomenta el open rate.

Ten en cuenta que el usuario debe fiarse de quién envía el correo. Con todos los virus, troyanos y criptohackers que hay por ahí, hay que andarse con ojo.

Por eso mismo, hay que generar confianza con un remitente que sea de fiar. Normalmente, podemos poner dos nombres:

  1. Usando nuestro nombre. Poner manuel@empresa.es siempre trasmite confianza. Quizás demasiada. Por eso mismo, lo recomendable es que se use si 1) el suscriptor conoce a Manuel o 2) el contacto está a punto de comprar.
  2. Usando el nombre de la marca. Como normalmente un newsletter es una información corporativa, siempre es buena opción. Sobre todo si el usuario desconoce quién le manda el correo.
  3. Correos info no_reply. No, por favor. Este tipo de correos son muy impersonales y no fomentan una comunicación ni feedback. Si lo que queremos es comunicar, tenemos que ser lo más abiertos posible.

4. Qué contenido incluir

Si, vale, ahora tienes un open rate altísimo. Pero tu CTOR es un desastre. Plantear un contenido adecuado hará que tus suscriptores cumplan con los objetivos que te marcas.

Ten en cuenta que los usuarios esperan contenido interesante, no algo aburrido o que simplemente no vaya con ellos. No les defraudes. ¿No sabes qué enviar? En Factoryfy te ayudamos con estos ejemplos:

  • Newsletter de contenido: Si tienes mucha actividad en el blog de tu página, o alguna entrada recopilatoria ha tenido un éxito abrumador, puedes empezar por ahí para captar visitas. ¿Un consejo? Incluye algún CTA para compartir contendio dentro del mail. Un “compartir en Facebook” o un “reenviar a…” pueden ser buenas fórmulas.
  • Newsletter con enlaces a formularios: ¿Tu intención es conseguir un público segmentando? Crea un ebook y envía un mail con la posibilidad de obtenerlo. Solo tendrán que rellenar un formulario y lo recibirán en el correo.
  • Aporta valor añadido: A todos nos gusta sentirnos especiales. A tus suscriptores también. Por eso mismo, diseñar un plan de productos VIP o hacer que reciban antes que nadie tus novedades, es un valor añadido muy interesante.

Sea cual sea el caso, es importante que no satures el correo de links. Dos o tres enlaces como mucho. Esto hace que puedas dirigir de forma más eficaz el mensaje y que tu suscriptor (si su gestor de correo) no lo considere spam.

Ordena el contenido

A día de hoy, debes tener en cuenta que antes de abrir nada, el usuario ve la notificación en su móvil. Por eso mismo, tienes que priorizar y ordenar el contenido.

Recuerda una ley básica del diseño y la maquetación: leemos de arriba a abajo y de izquierda a derecha. Haz un cuadro mental de tu correo y diséñalo con esto en cuenta.

5. El diseño de tu newsletter

Una de las claves fundamentales para hacer un buen newsletter es confiar en un diseño atractivo. Esta es una decisión muy delicada, por lo que has de evaluarla con detenimiento.

Veamos las tres formas para dar el diseño de tu newsletter:

Newsletter con texto plano

Solo texto, un correo que va directamente al grano. No tiene fotos, no tiene diseño. Si acaso alguna negrita o el típico hipervínculo subrayado y en azul oscuro.

Está muy bien para la comunicación interna de tu empresa (lo tienen que leer sí o sí), pero no tanto para tus clientes.

Newsletter con diseño HTML simple

El código HTML permite diseñar algunos aspectos de tu correo. Puedes meter tu logotipo, algún Call to Action, una imagen para darle más gracia…

En definitiva, una solución simple para un cliente recurrente y que sabes que lo va a leer con atención. 

Mail con HTML enriquecido

Aquí podemos haceer derroche de imaginación. Este diseño está mejor pensado que los anteriores de cara al diseño. La imagen no es ya un añadido, es algo FUN DA MEN TAL en el planteamiento de tu newsletter.

Aunque requieren más trabajo, dan un retorno más alto que los anteriores por norma general. Eso sí, no hagas la imagen demasiado “barroca”.

6. La frecuencia de envío de tu newsletter

Este parámetro se basa en un concepto muy sencillo: ¿cada cuánto actualizas contenido?

Un newsletter tiene que enviarse con una periodicidad fija

La periodicidad del envío acostumbra al suscriptor.

Si vas a enviar siempre lo mismo, no te plantees una periodicidad muy elevada. Eso sí, procura que la fecha de envío sea fija para que tu suscriptor se acostumbre, como si de su revista favorita se tratara.

Otra opción de lo más eficaz es que el suscriptor decida cuándo recibir un newsletter. Es decir, si quiere hacerlo con X periodicidad o cuando se publique algo nuevo.

¿El secreto para hacer un buen newsletter? Ensayo y error


Aunque encontrarás cientos de artículos como este, explicándote cómo hacer un buen newsletter paso a paso, no hay una fórmula mágica.

El principal secreto para descubrir cómo conquistar a tu público es probar, analizar y repetir.

Sin embargo, sí puedes confiar en empresas dedicadas al diseño de contenidos y email marketing como Factoryfy. Tú conoces tu negocio, nosotros la forma de atraer a los suscriptores. ¿Qué mejor combinación para hacer un buen newsletter?

Si quieres hacer un newsletter verdaderamente efectivo y con el mejor planteamiento de diseño, contacta con Factoryfy. Nosotros podremos darte un plan personalizado y adaptándonos a tu empresa. Conseguirás llegar a más suscriptores y de una forma más acertada.

Portada-flyerfactoryfy-todo-sobre-el-fba-amazon