No más aterrizajes forzosos

Las claves para diseñar una landing page

Comparte:

La landing page o página de aterrizaje se ha vuelto imprescindible. Es una página que se diseña con la finalidad de que el usuario llegue a ella y compre un producto, servicio o simplemente solicite más información. Su objetivo es convertir.

GUÍA PARA DISEÑAR UNA LANDING O PÁGINA DE ATERRIZAJE

Antes de aprender a diseñar una landing page, queremos contarte qué es exactamente, por si te quedó alguna duda del párrafo anterior.

Al fin y al cabo, si es la primera vez que oyes hablar de este concepto es normal que tengas dudas y que no conozcas su diferencia con respecto a cualquier otro tipo de página web.

Qué es una landing


Una landing, página de aterrizaje o de destino es una página que se centra en comercializar un producto o servicio específico, como una especie de “llamada a la acción”.

Lo habitual es que el usuario se encuentre con un banner publicitario en Google, un anuncio en redes sociales o un enlace en el email, a partir de ahí, entra y le dirige a una página de destino.

Una página final que no lleva a ninguna otra, pero en la que puedes hacer una compra o pedir más información.

¿En qué se diferencia de una página normal? La de destino está enfocada y optimizada para que los usuarios hagan una acción específica. Digamos que el texto, las imágenes y la navegabilidad están hechos para que genere dicha acción.

Por lo tanto, estas páginas existen para generar conversiones. Son transparentes y puedes identificarlas fácilmente, porque van al grano y te muestran todo lo necesario para comprar un producto o adquirir un servicio.

Llevar a la página de inicio sería un error, dado que persiguen objetivos diferentes y muestra mucha información al usuario. No algo concreto. La página de inicio muestra una visión sobre el sitio web. Es más abierta y el visitante puede ir a donde quiera.

En la de destino entra y finaliza su experiencia.

Aunque en algún momento puedan parecer similares o decidamos poner la de inicio para no perder tiempo o dinero haciendo la landing, realmente es un error, porque no se convierten igual. No convencen igual.

Ejemplo

La landing page la has visto en más ocasiones de las que imaginas. Si en algún momento te llamó la atención un anuncio que viste por Internet, es posible que al pinchar te llevase a una página de destino.

Es habitual en la venta de productos específicos o de servicios. Por ejemplo, cursos o seminarios.

Aunque hay plantillas específicas para landing page que solo tienes que editar y personalizar, también la puedes hacer de cero. Lo habitual es que contenga información sobre el producto y servicio, el precio y un botón de compra o un formulario para obtener más información. Pero se centra en captar, en convertir.

Es más, en muchos seminarios logran enganchar al usuario alertando de que la oferta vence en X horas, por lo que se muestra un contador hacia atrás. Es uno de los elementos clave y habituales en este tipo de páginas.

Cómo crear tu propia página de destino paso a paso


Llegados a este punto, ya entendemos por qué es importante tener una landing page (o más de una). Así que veamos cómo se crea paso a paso.

Esto son los elementos imprescindibles y que no pueden faltar:

  • Titular: en primer lugar, debe haber un titular en grande que capte la atención del usuario y que le lleve a querer desplazarse por toda la página. Ahí se conoce la propuesta de venta única (PVU), lo que se le ofrece. Puede estar en formato de H2.
  • Subtítulo: lo siguiente es mostrar el subtítulo, en un tamaño de letra más pequeño para complementar la información del título, para que el lector siga interesado y quiera interactuar. Suele ser un H3.
  • Descripción: tras el título y el subtítulo, toca describir la oferta en detalle, contando qué es, sus beneficios y por qué el usuario que ha aterrizado lo necesita y cómo le cambiará la vida. Aquí también se tiende a generar urgencia, es decir, informar a los usuarios de cuánto tiempo va a durar la oferta y qué pasará si no compran el producto antes de ese tiempo, porque podrían perder la oportunidad. Es decir, se le da una razón para que compren ya, de forma impulsiva. ¡Pon también un contador hacia atrás!
  • Imágenes: también debes elegir unas buenas imágenes, del producto, del servicio o de ti mismo si es que eres el autor de dicho servicio (ej: un curso). Es importante que sean de alta calidad, porque un buen atractivo visual puede reforzar la oferta y ayudar a vender más. Hay quienes también colocan un vídeo explicando en qué consiste el servicio que venden u ofrecen.
  • Pros: aunque en el texto de descripción ya hablaste de algunos de sus beneficios, es importante que los detalles bien. Es en este punto donde vas a vender la oferta como nunca, por lo que deben ser pequeños actos que impacten en el usuario y que diga: “necesito esto”, “quiero esto”.
  • Testimonios: también funciona muy bien incluir un apartado de testimonios en la parte inferior de la landing page, para que el lector confíe más en ti, en tu producto o en tu servicio. Si puedes poner la cara de los clientes, su logo o la firma de la empresa, mucho mejor, no solo el comentario, todo lo que puedas. Digamos que es algo que da confianza y que funciona.
  • Pago seguro: si el objetivo es vender un producto o servicio, también tienen que aparecer las imágenes sobre los distintos métodos de pago que aceptas (tarjetas, PayPal, etc.), indicando también que el pago es seguro.
  • Captura de leads: ha llegado la hora de la verdad con este punto, porque aquí es donde los visitantes se convierten o no. Donde pasan a ser clientes o se van (aunque pueden volver). Es lo que se conoce como la captura de clientes potenciales, siempre y cuando consigas el objetivo, que compren el producto o servicio que ofreces. Para ello, debes poner un formulario o un botón hacia la pasarela de pagos, para que terminen la experiencia. Pero es importante que sea grande, que sea el mejor apartado de toda la página de destino, porque el objetivo de ella es que el cliente potencial llegue hasta aquí. Puedes utilizar un color que contraste y mensajes cortos, claros y concisos.
  • Pie de página: es ahí donde debes agregar enlaces a páginas relevantes internas, enlaces a redes sociales, aviso legal, política de privacidad, teléfono, etc. Todo perfectamente ordenado, claro y bien colocado.

Como ves, una landing page, por lo general, se fundamenta en todos estos puntos. Por lo que debe haber una buena cohesión y una lógica antes de ponerte a realizarla. En estos casos, puedes contratar los servicios de los expertos en diseño web o editarlo a partir de una plantilla, si tienes conocimientos en algún CMS.

 ¿Por qué son importantes las páginas de aterrizaje en un negocio digital?

No es casualidad que exista y se use el concepto de landing page, sino que es importante por muchas razones. Sin ir más lejos, según truelist.com los lectores emplean unos 8 segundos en una landing page antes de decidir si se quedan o si se van. Y es un error garrafal que solo el 50% de las páginas de aterrizaje estén optimizadas para móvil, dado que hoy deben estarlo todas.

Además, si la página carga lento, eso es otro problema. Una web que carga bien y rápido puede aumentar las conversiones en un 300%. Hay usuarios que van a tiro fijo y lo que quieren lo que quieren ya. Sin tener que esperar y seguir buscando. Por lo que, un retraso de solo 1 segundo en el tiempo de carga puede bajar las conversiones en un 7%, y eso es muchísimo.

Diseño y programación de página web destinada a captación de influencers deportivos

Pero, ¿sabes cuál es la tasa de conversión media de una página de destino? Se estima que en torno a un 2,35%. También es importante resaltar que los vídeos pueden mejorar las conversiones en un 86%, por lo que son prácticamente imprescindibles. Pero desde luego se recomienda enfocarlo a tu nicho.

Ten en cuenta que cada industria es un mundo. Es importante que investigues cuál es la tasa promedio de la tuya para establecer objetivos realistas. Así puedes tener información valiosa con la que trabajar y es clave en cualquier embudo de ventas.

¿Qué debe tener una buena landing page? Elementos indispensables


En este punto ya sabes cómo crear la página de destino, punto por punto. Claro que, no basta con seguir esos pasos y dejarlo así, sino que debes responder a la siguiente pregunta: qué quiere el público objetivo que entra en mi página. Debes ofrecer un producto o servicio lo más mascado posible.

Conoce al 100% a tu buyer persona, a tu cliente ideal, porque es la persona que va a entrar para comprar tu producto o servicio. Es fundamental que lo conozcas bien para que puedas enfocarte en esa persona en concreto y ofrecer bien tu producto o servicio. Pero, independientemente de cómo sea el cliente, tienes que aportar:

  • Titular claro, conciso, corto y pegadizo (con palabras clave).
  • Página despejada y bien organizada
  • Frases sencillas y cortas.
  • Llamadas a la acción potentes y frecuentes.

Un truco que puedes hacer para elaborar una buena página de destino en tu industria es analizar lo que hacen tus principales competidores, de tal forma que puedas llegar a tus clientes más fácil.

El hecho de analizar a tu competencia y ver lo que les funciona te dará pistas sobre los pasos a seguir para ser relevante.

También es importante analizar cada landing page, ver qué funciona y qué no. Es decir, si tienes varias, analiza las distintas páginas de destino para ver cuál está funcionando mejor y seguir trabajando las demás en esa línea.

La analítica nos permite hacer mejores landing, por medio de las conversiones de cada una.

¿Cómo es una mala página de aterrizaje?

Al igual que hay buenos tips para hacerlas correctamente, también hay cosas que pueden hacer que lo hagamos mal. Estas son algunas de ellas:

  • Diseño desordenado y obsoleto.
  • Pobre SEO.
  • Sin imágenes y / o vídeos.
  • Sin un claro hilo conductor.
  • Llamadas a la acción poco claras.
  • Velocidad de carga lenta.
  • No se ve bien en móvil.

Mucho cuidado con cometer estos errores, porque podrías tirar hacia atrás a tus usuarios e incluso hacer que se lleven una mala experiencia de ti y de tu página.

Es fundamental seguir unas buenas directrices y optimizarlo bien para móvil y escritorio. Es algo en lo que podemos ayudarte.

Ten en cuenta que, al principio, harás mucho eso de ensayo y error. Es decir, hacer pruebas con distintas landing page para ver qué funciona y qué no funciona. Para que así puedas determinar cuál es el buen camino a seguir para el éxito.

Diseño web laboralista

Pero si no las haces y no mides, no sabrás lo que está funcionando mejor, para replicarlo e incluso para mejorarlo. Ten en cuenta además, que las modas cambian, necesitas estar al tanto de las tendencias.

¿Es mejor diseñar la landing page de cero o editar una plantilla?

Depende. La landing page de cero, si tienes conocimientos o te la hace una empresa profesional de diseño web, quedará perfecta. Totalmente única y adaptada a tus necesidades, para que consigas convertir, vender más. De hecho, se crean porque consiguen convencer más que cualquier otro tipo de páginas.

Claro que, si vas a hacerla tú mismo y no tienes conocimientos, igual te merece la pena crearla a través de un theme que tenga plantillas para landing page.

Hay muchos themes que ofrecen buenas opciones, incluso los hay exclusivos para esta finalidad. Porque como te decimos, es importante y merece la pena.

Lo bueno de las plantillas, es que están enfocadas a vender, a convertir. Simplemente tendrás que poner tus datos, tu logo, tus precios… lo que quieras, pero personalizando todo para que el usuario la vea y quede enganchado. No lo cambies demasiado para no perder el “call to action” que tienen, pero tampoco te quedes corto. Busca un equilibrio.

También puedes hacer varias páginas de aterrizaje diferentes para distintos productos o servicios que vendas y que estés publicitando o patrocinando en ese momento.

Por ejemplo, si haces Google Ads anunciando un determinado producto puedes llevar a una página de destino, mientras que si haces Ads en Facebook con otro, puedes llevar a otra página diferente. Así tendrás más opciones.

¿Es obligatorio hacer una landing page? ¿En qué casos?

Realmente, no es obligatorio aunque sí recomendable. Si no haces publicidad, puede que ni siquiera hayas oído hablar de este concepto antes, porque lo cierto es que las landing page o páginas de aterrizaje están muy enfocadas a su uso a través de Ads. Para que cuando el usuario haga clic en un anuncio le salga.

Por lo que, si haces Ads en redes sociales o buscadores, es mejor que el enlace lleve a una página de destino hecha solo para vender ese producto o servicio. Funciona mejor, se convierte más al haber sido diseñada para ese fin.

Normalmente, las páginas que tienes en tu sitio web muestran varios servicios. Por eso necesitas tener páginas exclusivas para hablar de determinados productos o servicios que te interesa vender y promocionar.

Por ejemplo, un curso, un producto que es un éxito en ventas, etc. Habría que analizar cada caso por separado, pero, generalmente, empieza a ser necesario tener una o más landing page.

¿Cuánto tiempo lleva crear una?

Depende. Hay páginas sencillas pero también las hay más trabajadas. Por lo que puede llevar un par de horas o incluso días o semanas. La clave no está únicamente en crearla y lanzarla, sino en crearla bien, de tal forma que convierta, porque ese es su objetivo: conseguir ventas.

De hecho, es recomendable lanzar varias landing page a modo de base y analizar y medir todo lo que se pueda, para saber en qué línea seguir trabajando, para ver lo que funciona y lo que no. Medir es fundamental, por lo que puedes tirarte diseñando la landing page mucho tiempo hasta que funcione.

Diseño de landing web red social de eventos deportivos

Es más, algo que te funciona hoy puede que no funcione dentro de un año. Las modas cambian y la forma en la que los usuarios navegan e interactúan, también.

Consejos a la hora de crear páginas de aterrizaje


Si has leído hasta aquí, ya eres todo un experto y puedes empezar a crear tus propias páginas de aterrizaje o, al menos, intentarlo. Pero no queremos que te pongas manos a la obra sin antes prestar atención a estos consejos:

  • Minimalismo: en algún punto del artículo hicimos mención a la moda, es fundamental plasmarla en la web. Por tanto, son tiempos de minimalismo y el diseño debe serlo siguiendo estas líneas: sencillo y bonito. Todo debe tener sentido: la tipografía, el color, el tipo de imagen, etc.
  • Aprovecha el pliegue: es normal que esto te suene un poco a chino, pero necesitas crear una página larga dado que es más efectiva de cara a retener a los espectadores. Y, para ello, hay un truco: el pliegue. Es decir, diseña una página de destino que tenga como una marca para separar la cabecera de los demás y obligar al usuario a que tenga que bajar. Para diseñar este desplazamiento es lo que se conoce como pliegue, una línea que corta la página web y que obliga a desplazarse para ver lo que hay debajo.
  • Patrones de lectura: para optimizar bien la landing page deberás tener en cuenta cosas que quizás nunca te planteaste. En este caso, tenemos los patrones de lectura que definen la manera en la que los visitantes escanean páginas web con los ojos. Por eso es importante utilizar bien la alienación y el espaciado, para organizar el texto y que sea una buena experiencia visual. Ten en cuenta que, de media, el 79% de los usuarios nunca pasa de la fase de escaneo, por lo que debes optimizarlo para que incite a leer. Mejor claro y conciso, eso siempre para mejorar el CTA.
    • Patrón Z: cuando leemos, trazamos una especie de Z con los ojos y escaneamos de izquierda a derecha. Tenlo en cuenta a la hora de diseñar el texto y las imágenes de una landing.
    •  Patrón F: también se sigue el patrón F con los ojos de izquierda a derecha. Sobre todo en las webs de mucho texto.
  • Elementos que se mueven: otro consejo para que tu landing page funcione, pasa por incorporar elementos dinámicos que acompañen al usuario. Pero sin que se vuelva loco. Por ejemplo, si quieres vender un programa, puedes optar por pequeñas imágenes tipo GIF que describan cómo se usa en pocos pasos.
  • Pruebas A / B: como último consejo, te recomendamos hacer pruebas A / B de todo lo que puedas, para ver lo que mejor funciona y seguir en esa dirección. Es fundamental medir en cualquier página de aterrizaje, porque el objetivo es que esté lo más optimizada posible para el público objetivo.

Siguiendo estos consejos y toda la información que te hemos dado en esta guía con claves para diseñar una landing page, ya eres todo un profesional y puedes sacar adelante tus propios proyectos, usar plantillas o dejarlo en nuestras manos.

> ¡Es el momento de empezar con tu landing page!<

¡Empieza a vender más y mejor! No lo dejes para mañana, porque cuanto antes tengas tu landing page creada y funcionando antes empezarás a captar más clientes potenciales y a convertir. Al fin y al cabo, de eso se trata.

Recuerda que en Factoryfy podemos ayudarte en todo lo que necesites. Creamos y diseñamos tu landing page con suma profesionalidad y la lanzamos al mercado para que consigas convertir más y mejor.

No dudes en echar un ojo a nuestro portfolio web. Puedes ver muchos ejemplos de landing y de diseño web que hemos realizado. Por ejemplo, este diseño de landing web para una red social de eventos deportivos.

Sabemos lo que hacemos y podemos ayudarte. ¿Hablamos? Esperamos que la guía te haya sido de ayuda y puedas poner todos los tips y consejos en prácticos.